La PGR con sede en Tula de Allende, se negó a iniciar una investigación en contra de tres personas que fueron detenidas ayer junto al kiosko de la comunidad de Santiago Tlautla en el municipio de Tepeji del Río

Increíblemente el personal de la Procuraduría General de la República con sede en Tula de Allende, se negó a iniciar una investigación en contra de tres personas que fueron detenidas ayer junto al kiosko de la comunidad de Santiago Tlautla en el municipio de Tepeji del Río . Los hombres fueron detenidos en una camioneta Nissan pick up 1998 color blanca con placas KS08909, la cual ocultaba en su interior dos bidones con capacidad de mil litros y mangueras, material usado en el robo de gasolina.
La policía estuvo de recorrido por las lluvias que se registraron la noche de ayer monitoreando el nivel del río, al regresar notaron la presencia de la unidad y decidieron intervenirla a las 2:25 horas y asegurar a los tres ocupantes dos de los cuales son vecinos de San Mateo y el tercero de Santa María Magdalena, todos de Tepeji del Río.
Sin embargo en la puesta a disposición el personal de la PGR se negó a recibir la unidad y a los asegurados ya que para ellos "no había delito" que perseguir, ya que los bidones ya solo tenían residuos de gasolina.
Se le hizo notar al personal de la PGR que en los celulares de los tres detenidos había las pruebas suficientes para proceder pero la PGR se negó repetidamente.
Cabe destacar que en diálogo con distintos cuerpos de policía de la Región existe desde hace casi un año una fuerte queja en contra de la #PGRTula debido a que constantemente se niegan a recibir unidades en casos de robo de gasolina.
Pero extraña manera Les reclaman a las corporaciones policiacas cuando reportan a la ciudadanía la detención de unidades cuando contienen gasolina.
La situación que se mantiene con las oficinas de la PGR en Tula ha llegado a tal situación que los municipios se cuestionan el objetivo de arriesgar la vida de los policías e incluso ganarse enemigos si está dependencia no procede en contra de los detenidos o en sus bienes, ya que de igual forma en el incendio en San Buenaventura donde se descubrió que el fuego fue por el almacenamiento de gasolina en un domicilio, alegaron que ya no había pruebas para iniciar una investigación ya que toda la gasolina obviamente se quemó y que el propietario debe denunciar para que ellos procedan.
Evidentemente es necesario que la Procuraduría General de la República revise la actuación de esta oficina en Tula de Allende ya que no se sabe si evaden su responsabilidad para no tener carga laboral o si su conducta se configura incluso en un delito.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Newsletter

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras notificaciones en tu correo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…