Elecciones en puerta en Hidalgo
Columna de Opinión Por: Jorge Davish El 15 de diciembre arranca legalmente el proceso para la renovación del Gobierno de Hidalgo, las elecciones serán el 5 de junio del año entrante pero la realidad es que, desde el 7 de junio los partidos políticos están desbocados en la carrera y a la vez guerra por suceder al gobernador Omar Fayad Meneses, sobre todo los aspirantes externos e internos de Morena, quienes ven en el resultado electoral del pasado seis de junio en Hidalgo, la base para un triunfo adelantado, siempre que no se fracturen y terminen enfrentados en el proceso interno para elegir a su eventual candidato, en los que destacan en primera línea por su cepa de militar siempre en la izquierda y ser un fiel seguidor del ahora Presidente Andrés Manuel López Obrador, nos referimos al actual Super delegado, titular de la Secretaría del Bienestar de Hidalgo, Abraham Mendoza Zenteno, quien hace poco se reunió con el ex priista y ahora senador de Morena, Julio Menchaca Salazar, quienes enviaron un mensaje a través de una fotografía que se tomaron luego de una reunión, en la que buscarán que el candidato salga de entre ellos dos, en tercera por el diputado federal electo, Cuauhtémoc Ochoa Fernández, militante siempre del partido Verde Ecologista que ganó bajo la alianza con Morena y PT, pero que es gente cercana a los lideres del PRI en Hidalgo, nos referimos al senador Miguel Ángel Osorio Chong, figura bajo la cual creció políticamente, en un lugar ya mas distante se ve al diputado local Francisco Xavier Berganza Escorza, eterno aspirante que apenas en 2016 compitió por la gubernatura de Hidalgo abanderando al PAN, pero que ha abanderado diversos partidos políticos en otras elecciones. Todo parece apuntar que en la entidad se replicarán las grandes coaliciones y alianzas entre partidos, en Morena contarán seguramente con la alianza de un partido rémora que en realidad no le genera votos, nos referimos al PT, seguido del Partido Verde y posiblemente Nueva Alianza que suma mas votos que el PT y el Verde en la realidad, y habrá que ver qué otros partidos se suman con la posibilidad de que sus líderes obtengan alguna migaja del pastel. Del otro lado no se puede descartar que el PAN, el PRD, y el PRI decidan ir juntos y que este último partido lleve mano al nominar a uno de sus aspirantes, entre ellos el actual alcalde de Mineral de la Reforma, Israel Félix Soto, quien evidentemente es impulsado por el gobernador, y la senadora Carolina Viggiano Austria, quien ostenta la Secretaría General del PRI a nivel nacional y ha ocupado diversos cargos de representación popular, ademas de diversos cargos en la administración pública, gente cercana a Miguel Ángel Osorio Chong, de hecho hasta hace unos días, el encono en estas dos figuras iba en una espiral en ascenso que amenazaba con fracturar el partido, hasta que hace poco pactaron no pelarse en público y sacar una candidatura sin fracturas, al menos esa fue la lectura que muchos le dieron al comunicado de la reunión de las cúpulas priistas en la entidad. En el PRD no hay mucho que puedan exigir, el partido no ha podido detener la fuga de sus militantes a Morena (águanos movidos por los reclamos de haberse vendido al PRI, otros sino es que la mayoría interesados en dejar el barco antes de que se hunda y en ese proceso buscar algún puesto donde matar el hambre), por otro lado en el PAN, el único que ha levantado la mano es el diputado local y ex alcalde de Tezontepec de Aldama (municipio que vio afianzar a la delincuencia organizada dedicada al robo de gasolinas precisamente durante su mandato), sin embargo, levanta la mano quizá no de manera auténtica sino buscando seguir en la nómina publica, pues esta visto que lo suyo no son los resultados sino el seguir viviendo del erario público. Entonces, proyectando que las dos grandes alianzas las encabezaría el PRI y Morena, y que en el PRI se definirá en los próximos 4 meses a quien van a nominar para buscar retener -con los pronóstico en contra- el gobierno de Hidalgo, nos queda echarle un vistazo a lo que puede suceder los siguientes 120 días en Morena, y donde sus aliados fieles a su política de ser partidos rémoras (como lo es el PT) simplemente aceptarán a quien ellos elijan, curiosamente en caso de que esta alianza triunfara, saldrán a decir los del PT (como lo hace ahora una diputada del PT) que ganaron ellos y no Morena. Y en primera línea se encuentra el doctor Abraham Mendoza Zenteno, originario de Tula, médico cirujano de ocupación por la UAM, quien ocupó una regiduría y luego la secretaria municipal en el gobierno de Ricardo Batista, cuando ambos eran militantes del PRD, luego cayó en la desgracia política en donde sólo destaca que siguió picando piedra y eso lo llevó a ser presidente de Morena en Hidalgo, cargo que dejó para ocupar la delegación de los Programas para el Desarrollo en HIdalgo, cargo en el que ha operado con bajo perfil hasta que se reunió con Julio Menchaca, a partir de esta fecha decidió salir del cascarón en el que se encerró y busca a toda costa brillar con luz propia, cosa que no necesita, pues siendo que es gente cercana y de confianza a López Obrador, no necesita sobresaltarse si es que el presidente lo unge como el bueno, de hecho muchos morenistas de cepa verían con buenos ojos que uno de los fundadores del partido en la entidad sea electo como candidato, a pesar de que no cuenta con una carrera política prominente y viene más de las prácticas de la izquierda, un hombre acostumbrado a la protesta, a las marchas y a los discursos anti sistema, incluso esa falta de experiencia en el gobierno se le nota en todos los aspectos de su desarrollo y en la forma en que se maneja, pero que como ya se dijo, no le debe preocupar, pues si es el candidato no será por sus méritos ni por los resultados (cuestionables y grises) de su trabajo, si es eventual candidato y gobernador ganará como lo hacen todos en Morena, montados en Andrés Manuel López Obrador, no por mérito propio, si el presidente lo elige no necesita ni ser brillante, ni ser inteligente ni haber destacado en una carrera política, al final todo eso se logra sentándose en una silla, ya sentado en la silla se volverá por mera transfiguración, en la persona mas inteligente, guapo, alto, atlético, y por ende ya no se equivocará nunca y solo lo que el piense será lo correcto y a partir de ahora la mayoría de la gente le abonará a alimentar estos aspectos, pues es tradición en nuestro país que secretarios y demás personas del gobierno, le confeccionan al gobernador de turno, el traje a la medida. Pero todo esto es un ejercicio de ocio, analizando posibilidades y viendo al futuro. En segundo lugar el senador pero viejo priista de cuño, Julio Ramón Menchaca Salazar, personaje político surgido de las entrañas del priismo y que ocupó muchos cargos gracias a su militancia priista desde 1999, a la cual renunció porque en 2016 no le dieron la candidatura que fue para el actual gobernador, así después estuvo rodando por la vida hasta que el manto beatificador de Andrés Manuel López Obrador le retiró todo pecado (de ser un priista de hueso colorado) y le dio una candidatura que eventualmente ganó como senador, no por su propio brillo, sino como todo buen candidato de Morena, montado en la imagen de AMLO (como en su momento Julio César Ángeles Mendoza, la misma Noemi Zitle Rivas, Ricardo Baptista y una serie de políticos caídos en desgracia que incluso militaban en otros partidos), incluso Menchaca Salazar tuvo muestras de rechazo de los morenistas fundadores y de cepa, les incomodaba que proviniera del PRI y desplazara a los auténticos morenistas, además de que acusaban negocios logrados por los privilegios de los cargos que ocupó en el PRI, quien sabe si en caso de ser ungido como candidato por AMLO los morenistas terminen de hincarse frente a él y aceptarlo como su salvador en aras de con ello poder entrar a un cargo publico, pues ese tipo de conducta es algo que rige entre todos los que forman parte de un partido político, suelen cuadrarse para no quedarse fuera de los beneficios de ocupar un cargo para ellos y el resto de sus familias, es posible que si el es el ganón, los morenistas terminen por aceptarlo negociando puestos en el gobierno estatal, o solicitar negocios como proveedores del gobierno de Hidalgo. Julio Menchaca por su trayectoria en el gobierno tiene más puntos a su favor, por lo menos tiene mas experiencia que Abraham Mendoza, pero los morenistas ven en dicha experiencia como servidor público emanado e impulsado por el PRI, como puntos en su contra, esta visto que en Morena prefieren la lealtad (a pesar de que sea gente sin perfil, sin idea y sin experiencia sin que este dicho se refiera al súper delegado per se) a la gente de resultados. El tercero en discordia (al que el doctor Abraham no invitó a desayunar ni a tomarse la foto juntos) es el actual diputado federal Cuauhtémoc Ochoa Fernández, ex diputado federal (que compitió en la elección pasada por el mismo cargo por el Verde Ecologista y perdió ante el candidato de Morena, el ex alcalde Julio César Angeles Mendoza, ingeniero civil egresado de la Universidad Iberoamericana, inició su carrera en el servicio público impulsado por el ex gobernador y ahora senador Miguel Ángel Osorio Chong, tan cercano es a esta figura política que cuando Osorio Chong fue llamado al gobierno federal de Enrique Peña Nieto en 2012, este le echo un lazo y le buscó acomodo en la Semarnat, esta cercanía al actual senador es uno de los aspectos que no agradan a los morenistas de Hidalgo, a favor tiene experiencia como legislador, y en varias secretarías de gobierno además de cargos como dirigente del partido Verde Ecologista. Cuauhtémoc Ochoa y Julio Menchaca tienen mas trayectoria y experiencia que Abraham Mendoza, pero lo malo para ellos es que esta experiencia la tienen dentro del PRI, y que no son emanados de Morena, Menchaca del PRI y Ochoa del Verde, no del verde que hoy es aliado de Morena, sino de los tiempos en que el verde era un satélite del PRI, cuando era solo un partido de membrete que buscaba migajas políticos con cargos en la administración, pero lo único que puede catapultar a Ochoa Fernández a la candidatura y con ello superar a Mendoza Zenteno y Menchaca Salazar, es un acuerdo nacional, donde la cúpula del Verde intercambie favores parlamentarios en el Congreso, ya que con sus votos logra pasar acuerdos y reformas sin grandes sobresaltos, a cambio de que en una visión de verdaderos aliados, Morena ceda la candidatura para el ingeniero, y con ello solidificar una verdadera alianza, en el entendido de que así se construyen políticamente, a veces colocando a caudillos de Morena y otros tanto cediendo posiciones como fue el caso de la diputada local del PT (que ahora se cree dueña de todo Morena a nivel nacional -jaja-) Tania Valdez Cuellar. En este escenario no sabemos si los morenistas le apoyarían como candidato de una eventual coalición, todo apunta a que sí apoyarían, pues en la elección del pasado 1 de junio, los morenistas aceptaron votar por el, asumiendo con madurez política que ese era el acuerdo y que era un candidato de coalición. Muy lejos pero no por ello descartado, esta el ahora diputado local Francisco Xavier Berganza, político que creo ya militó en todos los partidos, que siempre la ha buscado, que los morenistas no le tienen mucha confianza, pero que es cercano a AMLO, y el mismo Francisco Xavier lo presume quizá como única tabla de salvación Política y como único (y magro) capital político, pero en una de esas locas situaciones, todo puede suceder, ya que no hay que olvidar que a Lopez Obrador le encanta que le endulcen los oídos, privilegia en su vida y en su trabajo político, los compañeros que son leales y que le dicen lo que el quiere oír, así que por esta vía todo puede suceder, que en unas de esas locas cosas de la vida, podamos verlo como candidato, aunque seguramente salgan a relucir encuestas, mismas que ni los morenistas creen que sean reales. Cualquiera que elija Morena como su candidato, en este partido sienten que ya tienen desde este momento ganada la contienda, aunque en política no hay nada escrito y el dicho dice que del plato a la sopa, es verdad que Abraham Mendoza puede tener mas simpatías entre los seguidores y militantes de Morena, como cierto es que su perfil es el menos valor agregado o plus tiene comparado con otros, pero a diferencia del PRI, en donde una correlación de fuerzas (quizá de manera auténtica y por primera vez) deberá trabajar para sacar a su candidato o candidata, ya que figuras como Osorio Chong, el mismo Gobernador Omar Fayad, así como figuras nacionales del PRI, pueden hacer pesar la balanza a alguno de los dos lados, en contraste, en Morena lo elegirá una sola persona, al igual que como se estilaba en los momentos de más fuerza del PRI (presidencialismo nuevo y tonificado para los nuevos tiempos), persona que ha ignorado las quejas del pasado de sus militantes por elegir a gente externa al partido y que incluso representan valores contrarios a Morena, eligiendo favorecer a caciques políticos por encima de los fundadores de Morena, y no lo digo yo, solo hay que buscar en las noticias las quejas en todos los estados debido a que se quejan de que no se les toma en cuenta para ser electos como candidatos a distintos cargos de elección popular, como alcaldes, diputados y otros cargos, en parte obviamente porque en Morena no hay tantos perfiles como ellos mismos creen y que sólo cuando tienen un ataque de honestidad (raro y además fuera de los micrófonos) reconocen, muchos no cuentan con perfil para el servicio publico, y en graves situaciones ni con la salud mental siquiera, ya que creen que tener perfil es ser “fundador” (jaja, como si en si mismo eso les diera un supra valor que no debiera), pues para mucha gente de Morena eres buen perfil si sales en todas las marchas, si protestas en todos los eventos, mejor aún si gritoneas, si te paras y prendes a todo aquel acusado en su santa inquisición de ser un fifi, un conservador o peor aún (asco) un periodista que ejerce su inteligencia a través de la critica, pues hoy lo que han pedido e incluso lo piden gente en Morena como el mismo doctor Abraham, es que los medios “ya vayan cambiando”, quizá porque busquen que ya no los critiquen y que les aplaudan todas sus ocurrencias e ideotas, en ese escenario a diferencia de muchos medios que ya se han ido “bajando los calzones” antes esta sutil presión, como medio preferiremos mantenernos fiel a nuestros principios, antes de traicionar los principios del trabajo periodístico.
Comparte este artículo

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Newsletter

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras notificaciones en tu correo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…