¿Frenamos los "contagios"?
“Llegamos en la peor etapa del Covid”, afirmó el alcalde Salvador Jiménez Calzadilla el 20 de septiembre en el marco del 1er Informe de Gobierno, donde dio a conocer que sanitizaron 2 mil 800 casas, mil 700 comercios y mil 400 unidades de transporte público de pasajeros, agradeció a la Asamblea municipal por hacer obligatorio el uso de cubrebocas, por lo que declaró “logramos parar el tema de los contagios” -de COVID-19-, sin embargo, las cifras no mienten y refieren que el mayor número de muertes por COVID-19 con 154 decesos reportados en el actual periodo de gobierno (de nueve meses 5 días hasta el 20 de septiembre). El alcalde Salvador Jiménez expresó en repetidas ocasiones que su principal preocupación era la salud de sus gobernados, no por nada arrancó su informe reportando la actuación de su gobierno frente a la pandemia, señaló “Llegamos en la peor etapa del Covid”, por lo que dijo que los comerciantes buscaban lograr buenas ventas en la época decembrina, recordó que ya venían de una mala racha económica producto de las restricciones de los tres órdenes de gobierno, por lo que el alcalde les expresó que trataron de mostrarles que eran sus aliados, no sus enemigos, y afirmó que producto de estas políticas es que cuenta con el respaldo de los comerciantes. Cabe destacar que durante una mesa de evaluación por parte de la Secretaría de Salud celebrada en 2020 en el jardín Municipal, los médicos reportaron que las principales fuentes de contagio son las fiestas y reuniones familiares, y en diciembre de 2020, a escasos días de haber tomado el gobierno, Salvador Jiménez no ordenó restricciones en salones de fiestas, bares y otras actividades que congregan grandes cantidades de personas, y en donde no se atiende ni la sana distancia ni el resto de medidas sanitarias ante la pandemia. Los números señalan que desde que se declaró la pandemia en México - el 31 de marzo de 2020 - en el periodo de gobierno de Moisés Ramírez Tapia (es decir hasta el 5 de septiembre de 2020), murieron por COVID-19 un total de 80 personas, en el periodo del Concejo Municipal de Erika Pérez Castilla -que fueron tres meses- se reportaron 27 decesos, y en lo que va del gobierno de Salvador Jiménez el número de muertes es de 154 (hasta el 20 de septiembre de 2021), sumados los dos periodos anteriores serían 107 decesos contra 154 muertes en el actual gobierno, lo cual representa el 59 por ciento del total de muertes desde que las cifras empezaron a reportarse hasta el 20 de septiembre, cabe destacar que de las 154 muertes que reportamos en este artículo, en el resumen técnico sobre coronavirus COVID 19 del Estado de Hidalgo, la cifra varia y lo coloca en 151 muertes (tres menos). Los contagios aumentaron como lo demuestran las cifras públicas tomadas de los compendios que presenta el diario Milenio Hidalgo (https://www.milenio.com/.../hidalgo-registra-59-ciento... y https://www.milenio.com/.../covid-19-en-hidalgo-hoy-6-de... ) pese a los discursos, pero más grave aún, pese a las acciones, incluso en el último decreto del gobernador Omar Fayad Meneses, el alcalde de Tepeji optó por acatar parcialmente el decreto, optó por obedecer algunas medidas y otras no. ¿Por qué el alcalde decidió no acatar los decretos en su totalidad cuando estos tienden a evitar los contagios aún a costa de imponer medidas impopulares? No sabemos, pero es necesario hacer la pregunta y encontrar la repuesta en voz del mismo alcalde. Afirmar “logramos parar el tema de los contagios”, parece aventurado ya que no tiene respaldo en los números, y en consecuencia no se puede presentar como un logro de gobierno, y menos porque a pesar de “ser obligatorio” el uso de cubrebocas, la medida impulsada en Cabildo no vino acompañado de sanciones reales (sí están en el papel) ya que en la calle lo mismo se ve gente caminando con y sin cubrebocas frente a policías y autoridades y ni los invitan a usar cubrebocas y menos los sancionan, pero si es que existe el registro de personas multadas, nos ofrecemos a revisar el número de multas impuestas y su ingreso a las arcas municipales si es que nos muestran los registros. Por otra parte, la cifra de contagios sube cabe descartar que tan solo del 20 de septiembre al 24 del mismo mes, subió de 43 a 58 casos activos el número de contagios, de acuerdo al Resumen Técnico sobre Coronavirus Covid-19, pues es igual de reconocer que durante el primer año de pandemia no se tenían tantas variantes de nuevas cepas, algunas de las cuales son más contagiosas. En términos generales los contagios entre la población tepejana aumentan o descienden conforme se declaran los semáforos naranja y rojo respectivamente, o en términos más prácticos se les restringe o se les permite regresar a la nueva normalidad y todavía más importante es mencionar que durante los gobiernos de Moisés Ramírez y Ericka Pérez, no hubo vacunación contra el COVID-19 pues las primeras campañas de vacunación iniciaron en el mes de marzo de 2021. En todo caso si las cifras de contagios después de esta fecha descendieron, tienen que ver directamente con que a partir de esta fecha y hasta el 21 de septiembre, se han vacunado en Tepeji del Río alrededor de 60 mil personas hasta la población de 30 años, (faltando aún la población de 18 a 29 años, que es el segmento más grande de la población, quienes faltan concluir su esquema de vacunación, es decir, les falta recibir la segunda dosis), de acuerdo a datos proporcionados por el personal de Servidores de la Nación. Para ser honestos la disminución de contagios tiene que ver menos con la conciencia de la población en general, con una conciencia que ayude a seguir las medidas y que evite actividades de riesgo, pero debido al poco cuidado de la ciudadanía en general se vive en este momento una tercera ola, por ello el enojo de médicos, enfermeras y sus familias porque los que atienden en primera línea a los pacientes con COVID-19 descubren al entrevistarlos que mayormente se contagian en fiestas, reuniones y actividades que saben que no debieron acudir o a las que no debieron ir sus hijos (que son los que los contagian), en ese espacio el IMSS de Tepeji lamentablemente perdió a personal médico que atendía a pacientes infectados por COVID, Las cifras no mienten, están a la revisión de cualquier ciudadano, en las fuentes oficiales de gobierno y en fuentes periodísticas, pueden variar de una a otra fuente por muy poco (percibimos como variante entre una fuente otra tres decesos), pero lo que no se pueden hacer es ignorarlas, menos tratar de acomodarlas a una narrativa política, el COVID sigue cobrando vidas, y las medidas aunque impopulares del pasado fueron más efectivas para evitar más contagios y muertes, pueden ser impopulares pero al final son en favor de la vida, y no a favor de buscar agradar a unos cuantos. Ahora otro tema será tratar de enterar a los tepejanos, cuando ha costado “frenar los contagios”, para tratar de entender si también en lo financiero los números arrojan luz sobre cómo se atendió la pandemia desde el gobierno de Salvador Jiménez, es decir, se hace necesario preguntar o indagar cuánto se gastó el gobierno de Tepeji en todas las acciones y medidas contra el Covid, es un dato que es importante que vea la luz y se informe a los tepejanos.
Comparte este artículo
Más en esta categoría: « En gran pendiente de la 4T

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Newsletter

Suscribete a nuestro newsletter para recibir nuestras notificaciones en tu correo.
Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…